LOGOPEDIA

LOGOPEDIA

La logopedia engloba el estudio, prevención, detección, evaluación, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la comunicación humana: alteraciones de la voz, de la audición, del habla, del lenguaje (oral, escrito, gestual); y de las funciones oro-faciales y deglutorias, rehabilitando las funciones alteradas.

TRASTORNOS DEL HABLA:
Trastorno de la ejecución de los movimientos para el habla aprendidos y que no se deben a debilidad, incoordinación, pérdida sensorial, incomprensión o desatención de la orden.

Dificultad en controlar los órganos relacionados con la articulación y fonadores: lengua, labios, mandíbula, diafragma, laringe, etc; o de emitir sonidos simbólicos.

Pérdida de la capacidad de articulación del lenguaje consecuente a una lesión cerebral.

TRASTORNOS DE LA VOZ:
la alteración de la voz en cualquiera de sus cualidades, intensidad, tono y timbre; disminución en la intensidad de la voz de origen neurógeno; o parálisis unilateral de cuerda vocal en abducción.

TRASTORNOS DE LA DEGLUCIÓN:
caracterizado por una dificultad en la preparación del bolo alimenticio y/o en el desplazamiento de éste desde la cavidad oral hasta el estómago, con riesgos de atragantamiento y malnutrición, adquirido por trastorno neurológico (traumatismo, ictus) o por avanzada edad.

TRASTORNOS DEL LENGUAJE:
tanto en su vertiente expresiva como en la comprensiva, que aparece como consecuencia de una lesión cerebral; así como el trastorno del lenguaje que reduce la expresión oral.

TRASTORNO DE LA LECTURA/ESCRITURA:  
Pérdida parcial o total de la capacidad de leer o escribir, resultante de una lesión cerebral; así como incapacidad para utilizar cifras y números, así como para efectuar operaciones aritméticas.

El logopeda puede trabajar con niños para mejorar la pronunciación, como prevención con profesionales que ven forzadas las cuerdas vocales, o personas afectadas por algún trastorno.

×